Métodos de impresión

La personalización de camisetas y otros artículos desde 1 unidad requiere toda una serie de técnicas de impresión específicas y a menudo complejas, distintas de las grandes tiradas de cientos o miles de unidades tradicionales.

Para producciones a partir de 1 unidad no hay una técnica óptima que cubra todos los tipos de diseños y camisetas. Nosotros nos hemos especializado en estas 3 técnicas distintas para ofrecerte lo mejor de cada casa en función del tipo de diseño y prenda que necesites y asegurar la calidad máxima del resultado final.


1) Impresión directa al tejido (DTG – 'Direct to Gartment' en inglés)

La impresión directa es la última de las tecnologías puesta al servicio de la personalización y de las tiradas desde 1 unidad. Ofrece una calidad y un acabado próximo a la serigrafía (¡a veces, incluso mejor!) pero desde 1 unidad (con la serigrafía mínimo 30 unidades).

Esta es nuestra técnica de impresión principal.


2) Transfer industrial

El transfer industrial (en todas sus variantes), es una serigrafía aplicada en orden inverso con tintas plastisol sobre un soporte de fácil desprendimiento y con una última capa termoadhesiva. Dependiendo del tipo, tendrá un acabado ligeramente distinto. Luego, mediante una prensa térmica, esta serigrafía es transferida sobre la prenda en cuestión. La calidad es prácticamente serigráfica y el acabado, muy suave y resistente.


3) Impresión con vinilo de corte

El vinilo de corte consiste en una finísima capa de poliuretano, cortado con una máquina de corte vectorial, y prensada sobre la prenda a altas temperaturas hasta que literalmente se funde con el material de tu futura prenda. Este tipo de impresión es la ideal para textos y dibujos con contornos bien definidos y colores sólidos. Usado en culottes y en algún que otro artículo de difícil aplicación.







Instrucciones de lavado:
  • Lavar la camiseta dada la vuelta, con la parte de dentro fuera.
  • Lavar con agua fría. En cualquier caso, no se recomienda a más de 30ºC.
  • No usar blanqueantes.
  • No usar secadora tras el lavado (las secadoras lo destrozan todo, incluyendo el tejido).
  • No planchar por encima de la impresión.